Alfred Hitchcock también lee; La Sombra del Silencio (Libro). 10/10

Es absolutamente imposible no haber oído algo siquiera de Alfred Hitchcock, el connotado y gordo –muy gordo- director de cine. Por eso, cuando la coautora de este blog me mencionó que uno de sus libros favoritos era precisamente una antología de cuentos seleccionada por Hitchcock, no pude menos que pensar que estaba equivocada. Afortunadamente, yo fui el errado, y resulto que de inmediato este libro se convirtió en uno de los mejores que había leído en mi vida.



Título original: Alfred Hitchcock´s The Shadow of Silence (1987).
Editorial: Círculo de Lectores. 
Extensión: 443 páginas. 
Nota: 10/10

El punto común de esta antología o sensación general para agrupar esta colección de relatos fue la tensión. Hitchcock sabe mantenerme al borde del asiento en sus películas y lo mismo hizo en esta antología. Por eso, les garantizo que cuando comiencen este libro no podrán dejar de leer hasta acabarlo.

No encontré terror propiamente tal, pero si me topé con los mejores relatos de suspenso que he leído hasta hoy. No hallaran monstruos, pero si podrán encontrarse cara a cara con la pérfida naturaleza humana y los demonios que esconde en su interior que muchas veces pueden llegar a ser peores y más brutales que los que pueda inventar nuestra imaginación.


En general, son cuentos cuya extensión nunca supera las treinta páginas. Obviamente no es posible encontrar intertextualidad en los relatos porque provienen de distintos autores, sin embargo la mayor parte de estos transcurren en zonas de Estados Unidos que comparten características en común, por ende, pareciera como si uno se fuese acostumbrando a la ciudades de los relatos mientras que estas van adquiriendo vida.

Los finales en la mayor parte de los relatos van a ser impredecibles, y en el caso de los pocos que no logren este aspecto, van a destacar por el desarrollo en la trama. Como les dije al comienzo, el punto fuerte de todas estas historias es el manejo de la tensión y desarrollo mismo de éstas. De hecho, hay cuentos tan buenos que fácilmente podría leer una y otra vez sin aburrirme.

Los personajes son humanos, tanto que mientras leía me fue fácil situarme en muchas de las desquiciadas situaciones que se van construyendo.


Para concluir, ¿recomiendo este libro? Definitivamente lo recomiendo. Lo recomendaría a cualquiera porque son cuentos breves cuyo esfuerzo que necesitarán para leerlos es infinitamente menor a la satisfacción que les darán. Le pongo un 10/10 y un lugar definitivo en mi biblioteca.


0 comentarios: