Ex Machina; ¿Una inteligencia artificial perversa o humana? (Película).

Allí estaba yo, boquiabierto y aturdido. La película terminó y me era imposible procesar los últimos cinco minutos de película. Por un lado, me sentí satisfecho porque mi colon irritable no iba a seguir soportando más tensión y suspenso. Princesos y princesas, como dice Lou, esto es cine y ciencia ficción que perdura.  




Ex Machina me transportó a un proyecto destinado a estudiar y probar una avanzada inteligencia artificial instalada en una hermosa y femenina androide, más sexy que número 18 de DBZ. Nuestro protagonista de turno, es un tímido nerd que fue aceptado como pasante de un hábil y maquiavélico ingeniero que no tiene nada que envidiarle al Dr. Frankestein, con una barba hípster que le da un toque único y fashion. En adelante, me referiré a él como Dr. Hipstertein

Desde el minuto que fui introducido al aislado y perturbante bunker new age en que transcurren las semanas que duran la pasantía del protagonista, el suspenso no se deja esperar. La Androide da señales de un conciencia tan compleja como la nuestra, el experimento es un éxito, sin embargo, un fracaso: ¿Sigue siendo moral experimentar con un androide humano?

La genialidad de esta cinta radicó en ello. Uno siente empatía por los androides, he ahí las visiones contrapuestas entre nuestro protagonista nerd y Dr. Hipstertein. El primero es llevado por su inocencia a ayudar a la androide, mientras que el segundo tiene los pies en la tierra y la trata como un instrumento y juguete.


Quién iba a predecir que la María de Fritz Lang en Metropolis iba a dar la patada inicial para desembocar en una creación tan increíble como las androides de Ex Machina. La cinta es una obra maestra, en un momento, sin quererlo, he ahí la genialidad, la pregunta: ¿Es un robot o una humana? Fue reemplazada por: ¿Sus sentimientos son reales o estuvo fingiendo para escapar? Esta película podría ser una precuela justa para lo que vimos en Blade Runnes y sus replicantes, hermosa joya de ciencia ficción en que el test de Turing fue llevado a sus límites, como aquí. Pues, ¿Cuál era la labor del pasante, sino estar probando el test de Turing en la androide?



Ex Machina es un ejemplo curioso de mérito, una cinta que sin hacer mucho ruido en el mercado, logro imponerse con un merecido reconocimiento en la ceremonia de los oscars.

El Dr. Hipstertein ganó su propia estatuilla en el género scifi por interpretar uno de los mejores roles de científico loco que se han hecho en la historia, un carismático y enigmático hombre alfa, arrogante, enfermo y aislado. Su moralidad intimida al protagonista, y nos hace temerle, pese a que casi nunca deja de sonreír en pantalla. Esa mezcla de programador hipster, Steve Job y macho alfa es extremadamente perturvadora, uno se siente atrapado entre cuatro paredes como el protagonista de la cinta. Todo el lugar le pertenece, el conoce hasta el más mínimo detalle, ¿será que acaso el pobre protagonista es parte del experimento? 


El escenario es perfecto. Un lugar que parece ser arrancado de las páginas del suplemento vivienda y decoración del Mercurio (Diario). Muros de roca virgen, cocinas brillantes y amplios espacios con ventanas a paisajes inaccesibles. Todo es tan pulcro y trabajado que parece artificial, carece de humanidad, escenario perfecto para plantear el conflicto principal. Cada sala se abre con una tarjeta, pero el protagonista no tiene acceso a todas. Me parece que ya pueden hacerse una imagen de lo que les espera. 


Con esto quiero terminar, y dejar en claro que Ex Machina gano su lugar en la historia de la ciencia ficción. El Dr. Hipstertein resumió en una frase sencilla todo el complejo de Frankestein, una de las piedras bases del género, tan importante que se convirtió en tema recurrente, como en la obra de Asimov, Hipstertein dijo: “La Conciencia no puede existir sin intención.” Y, en este caso, tuvo razón. 

Pd. Acabo de publicar el primer capítulo de un libro que estoy escribiendo en este blog, se llama "Santiago sin Kiltros", libro que narra la lucha entre distintas bandas de licántropos por el control de la ciudad. El libro completo lo ire publicando en este sitio a medida que lo vaya escribiendo, pueden leer el primer capítulo haciendo click aquí.  

2 comentarios:

  1. ihhh yo vi esta peli pal blog del tomas!!!! Me encantó, eso que tenía mis dudas porque no soy muy pro robot jajaja. Creo que es una película super inteligente, que te engaña y te mete como a los protagonistas. Y el bunker new age era la raja!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sii, me acuerdo de haberla leído, recién le di otro vistaso y la cago que es cierto lo de buscar engaños en la mente del robot y de nathan, es increible.

      Eliminar